Póngame una cubierta verde ... - Letter Ingenieros Póngame una cubierta verde ... - Letter Ingenieros

Póngame una cubierta verde …

Póngame una cubierta verde …
18 Oct 2016

El siguiente paso de la eficiencia energética será la creación de ecosistemas integrados… 

A pesar del título del artículo y para los que aún  lo desconozcan, una cubierta verde no es ninguna bebida,  ni comida; es el techo de un edificio que está parcial o totalmente cubierto de vegetación, ya sea en suelo o en un medio de cultivo apropiado. No se refiere a techos de color verde, como los de tejas de dicho color ni tampoco a techos con jardines en macetas. Se refiere a tecnologías usadas en las cubiertas para mejorar el hábitat o ahorrar consumo de energía, es decir tecnologías que cumplen una función ecológica.[2]

Nomeolvides

En los últimos tiempos se ha hablado de los grandes beneficios que tiene la instalación de una cubierta verde en las terrazas de nuestros edificios para favorecer una correcta y mejor eficiencia energética en las edificaciones. Pero más allá de la eficiencia energética, que ayuda a mantener un estado de confort en las estancias del edificio con un menor consumo energético y su consiguiente ayuda al medio ambiente. Hoy quiero darle un vuelco a la instalación de una cubierta verde en nuestras terrazas  hacia una visión más de biodiversidad como bien se muestra en la definición, que de eficiencia energética en sí.

Las cubiertas verdes más usuales en nuestro territorio están compuestas por plantas tipo gramíneas como Festuca sp u otras de porte erguido  normalmente del genero Sedum sp. Especies que sin lugar a dudas pertenecen a nuestra lista de especies botánicas de la península (plantas autóctonas) y están presente en un sinfín de series de vegetación que son “el conjunto de comunidades que se suceden, en una localidad dada, desde el estadio inicial de colonización vegetal hasta el estadio climático terminal” [3]. Además de esto, se  añade su bajo mantenimiento y los bajos  requerimientos hídricos. Pero viendo estas congregaciones florales en nuestras terrazas desde el punto de vista de biodiversidad, no recrean el  gran valor ecológico que se podría obtener de otro tipo de composiciones para nuestras ciudades.

 

Construyendo ecosistemas

Se trataría en este caso, de no utilizar una única especie botánica. Si no de construir las cubiertas verdes con un rango amplio de especies de la serie de vegetación del lugar. Estas especies van desde plantas herbáceas como los nomeolvides, narcisos, orquídeas, prímulas; hasta plantas con porte arbustivo bajo como agracejos, majoletos, romeros y lavandas.

Narciso

No es algo caprichoso esta selección tan variada de especies, pues se trataría de recrear un pequeño fragmento de nuestros bosques en nuestras cubiertas. Claro está, sin las especies arbóreas tipo encinas, pinos, etc. De tal manera que esta gran asociación de especies botánicas  junto con la fauna vertebrada e invertebrada que colonizarían estas zonas,  generarían pequeños ecosistemas distribuidos por nuestras ciudades propulsores de biodiversidad “in situ”.

Y no solo se obtendría  una amplia biodiversidad y recreación a una escala más pequeña de nuestros bosques. Si no que además  de esta forma se podrían construir atendiendo a las especies botánicas seleccionadas para nuestra cubierta verde, verdaderos jardines medicinales si la selección ha atendido a flora medicinal como manzanilla, hipérico, romero, árnica, etc. Jardines de ocio y relajación si dicha selección de plantas ha girado entorno a plantas aromáticas y con flores vistosas. Huertos urbanos en cubiertas con una selección más agrónoma e incluso una temática didáctica ambiental. 

La disposición y elección de una cubierta verde no debe verse únicamente  como una medida efectiva de eficiencia energética, si no como lugares donde se puede llevar a cabo acciones de conservación y gestión de la biodiversidad alojada en las grandes urbes.

Share

Bernardo Cortés
Bernardo Cortés

Consultor en el Departamento de Medio Ambiente y Construcción Sostenible, apasionado del mundo de la botanica

Comentarios

  1. Me parece muy interesante este artículo. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *