Las puntuaciones técnicas en las licitaciones públicas

Las puntuaciones técnicas en las licitaciones públicas
20 Oct 2017

En esta entrada vamos a hablar un poco de las puntuaciones técnicas de las licitaciones públicas. Como sabéis,  en Letter Ingenieros participamos en concursos públicos siempre que es de interés hacerlo.

El principal problema al que se enfrentan las PYMES que quieren acceder a una licitación es el de las solvencias. Si el concurso es pequeño la solvencia económica no suele ser problema, y tampoco debería serlo la solvencia técnica. Una vez  podemos presentarnos, hay que dedicar un tiempo importante a preparar la oferta. Hoy en día, se agradece que mucho “papeleo” se sustituya con declaraciones responsables.

Los que no conocéis mucho este mundo se preguntarán cómo evalúan las administraciones públicas cada oferta. Pues bien, cada una es libre de puntuar como quiera, pero siempre tienen que quedar claras las reglas del juego en la licitación. Existen a groso modo 3 tipos de puntos: la bajada económica (por cuánto menos hacemos el trabajo), la oferta técnica (qué y cómo lo vamos a hacer) y las mejoras (a parte de lo mínimo que otras cosas vamos a hacer que mejoren la oferta).

Normalmente en años pasados, la oferta económica y técnica se repartían un 50-50. Las mejoras no suelen valer más de 10-20% del total así que las dejamos de lado. Con la crisis económica fue ganando terreno la parte económica hasta llegar a valer el 100% de los puntos. Desde hace poco ha empezado a cambiar de nuevo la tendencia sin llegar al valor inicial.

Administraciones Públicas, por favor, que la oferta técnica se tenga más en cuenta.

Si acabamos ganando un concurso y pongamos como ejemplo el último que se ha adjudicado Letter en la Diputación de Badajoz, vemos que a poco que se valore la parte técnica (en este caso son 40 puntos), no es necesario hacer grandes bajadas para ganar un concurso. Vemos una captura de una información pública a la cual se puede acceder desde este enlace:

Entendemos que muchas empresas necesiten hacer grandes bajadas a costa de perder margen comercial, para por ejemplo, entrar a un mercado o sector, pero no es de recibo que a los concursos ya se vaya con bajadas enormes sin hacer números. Todo esto se podría arreglar muy fácil: valoramos la económica, pero no de forma proporcional, sino con una ecuación que no penalice tanto a los que menos bajen o poniendo una puntuación mínima técnica para que sigan en concurso.

Analicemos la primera opción. En la siguiente imagen vemos una gráfica de una licitación real en la que obtienen 100 puntos aquellos que bajan un 100%, sería un caso extremo. Con un 10% de bajada tienes 80 puntos…

Esta gráfica se obtiene de la siguiente ecuación:

Creemos firmemente que las administraciones tienen en su mano que las empresas puedan hacer un trabajo de calidad. Pensemos que al final es lo más importante para ellas y para los que representan. Podríamos poner cientos de ejemplos de malas prácticas, pero preferimos quedarnos con la idea de que ya muchos han considerado esto y ponen la calidad técnica en un primer plano. ¿Cuál es tu experiencia? ¿Desconocías el tema y te resulta de interés? Cuéntanoslo…

Share

Juan Carlos García Abril
Juan Carlos García Abril

Socio fundador de Letter Ingenieros y actual Director Ejecutivo. Ingeniero experto en Eficiencia Energética con más de 10 años de experiencia. Apasionado de la programación y siempre luchando por cuidar un poco de nuestro medio ambiente para que puedan disfrutarlo nuestros hijos en un futuro...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *