Huella de Carbono, conexión con el RD 56/2016 (2/2)

Huella de Carbono, conexión con el RD 56/2016 (2/2)
25 Abr 2016

Continuando con la Huella de Carbono, pero en este caso de una Organización (HCO) y similar a entradas anteriores, en las que hemos realizado una comparativa entre el Real Decreto 56/2016, de 12 de febrero y un Sistema de Gestión de la Energía, basado en la Norma UNE-EN ISO 50001:2011.

Procedemos en este caso a realizar  una “conexión” entre la Huella de Carbono de una Organización y el RD 56/2016. En él se hace  mención a la Huella de Carbono, en el siguiente párrafo:

“La información requerida para la auditoría energética de una empresa es similar a la necesaria para evaluar la huella de carbono de la organización, que requiere el Real Decreto 163/2014, de 14 de marzo, por el que se crea el registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono, que es de carácter voluntario, por lo que dicha similitud puede permitir acceder a los incentivos incluidos en dicho real decreto y participar en los esquemas de compensación establecidos en este marco.”

coe ae

Es decir, según el RD 56/2016, con los datos de la auditoría energética y trabajo complementario, se puede calcular la HCO. Se enlaza además, con la existencia del Registro Nacional de Huella de Carbono expresado en el RD 163/2014, de 14 de marzo por el que se crea el registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono. Llegando a la conclusión de que, si una empresa hace su auditoría energética, ya de paso y con un poco de esfuerzo más, ¿por qué no calcular también la HCO?

El cálculo de la HCO, se presenta como un plus de calidad y responsabilidad medio ambiental hacia el desempeño de dicha organización, otorgándole una diferenciación respecto a la competencia.

Además de esta forma,  hay incentivos para las empresas que registren su HCO en el Registro Nacional de Huella de Carbono, al tiempo que hace la obligatoria auditoría energética en cumplimiento con el RD 56/2016. La organización en cuestión puede intentar acogerse a los incentivos que pueda dar el Registro Nacional de Huella de Carbono o el MAGRAMA, como pueden ser:

  • El uso del sello del Registro Nacional de HC.

  • El plan PIMA Empresa, que es un mecanismo incentivador para las empresas que adopten la huella de carbono como herramienta de competitividad y sostenibilidad, avanzando en la internalización de la huella de carbono en sus estrategias a medio y largo plazo.

  • Real decreto 1007/2015, por el que se regula la adquisición, por el Fondo de Carbono para una Economía Sostenible, de créditos de carbono del Plan de Impulso al Medio Ambiente en el sector de la empresa “PIMA Empresa” para la reducción de gases de efecto invernadero en sus instalaciones.

En conclusión, adoptar una posición proactiva ante la elaboración de la HCO a través de la obligatoria auditoría energética, nos va a recompensar con las ayudas para dicha HCO y con una mejor imagen corporativa.

Share

Bernardo Cortés
Bernardo Cortés

Consultor en el Departamento de Medio Ambiente y Construcción Sostenible, apasionado del mundo de la botanica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *