Opinion


Aug

10

2018
Estación de recarga TESLA de vehículos eléctricos.

El vehículo eléctrico, ¿cómo funciona?

Debido a los grandes problemas ambientales, la congestión de las ciudades, sus elevados índices de contaminación, y el nuevo marco energético de España, el vehículo eléctrico está tomando un especial protagonismo en nuestras conversaciones diarias. 

¿Cómo funciona un coche eléctrico?

Desde Letter Ingenieros, vamos a intentar explicar de una forma clara y sencilla cómo funciona un coche eléctrico. Para ello, nos centraremos en sus dos partes fundamentales: el motor eléctrico y la batería.

Conceptos básicos

Lo primero que tenemos que entender es el concepto de corriente, así como los dos tipos de corriente que tenemos, continua y alterna. La corriente es básicamente el flujo de electrones a través de un medio conductor como por ejemplo un cable. En función de la cantidad de flujo tenemos más o menos amperios (A), que es como se mide la intensidad o corriente eléctrica. Para que los electrones se muevan es necesario un diferencial de potencial (Voltios), así como un río necesita una diferencia de altura para que corra el agua.

Si el flujo de electrones es más o menos constante y en un único sentido, de un polo a otro, hablamos de corriente continua. En cambio, si el flujo cambia cada cierto tiempo (ciclo), tendremos corriente alterna. En España estos ciclos son de 50 Hz, es decir el sentido cambia 50 veces por segundo.

Normalmente usaremos la corriente continua para pequeños aparatos electrónicos hasta unos 24V. La corriente alterna la usamos para más voltaje, por ejemplo en casa nos llegan 230V en monofásica (una fase) y 400V si tuviéramos un suministro en trifásica (tres fases). Usamos corriente alterna porque a diferencia de la continua se puede aumentar o disminuir su voltaje fácilmente en transformadores. Si queremos mover energía eléctrica a gran distancia lo haremos aumentando su voltaje a costa de disminuir su intensidad de forma que tendremos menos pérdidas (Ley de Ohm). La gran ventaja de la corriente continua es que la podemos almacenar, de forma química, por ejemplo en una batería, después veremos cómo. De esta forma funciona nuestro móvil.

El aparato que convierte la corriente alterna en continua se llama fuente de alimentación, mientras que el que convierte la continua en alterna se llama inversor.

El producto de la corriente (A) por la tensión (V) nos da la potencia que se mide en Watios (W), bueno esto no es del todo así, pero nos puede valer por ahora. No confundir la potencia en W con la energía que se mide en Wh. La energía es el producto de la potencia por el tiempo.

Hemos resumido al máximo para hacerlo claro y sencillo, no obstante, si tienes dudas en estos conceptos puedes ponerte en contacto con nosotros para que ampliemos dichos fundamentos.

 

Batería de Tracción

Es una de las partes más importantes de un coche eléctrico. No confundir con la batería de servicio que es la de 12 ó 24V que tenemos actualmente y que alimenta las luces, radio, etc…

La batería de tracción es un conjunto de celdas que almacenan energía eléctrica continua en forma química. La energía eléctrica la obtenemos de un enchufe externo (en casa o en la vía pública donde ya sabemos que es energía alterna), pero a la batería tiene que llegar en modo continua así que usamos una fuente de alimentación (conocido como cargador).

El BMS monitoriza el estado de carga y descarga de cada celda, digamos que es el que realiza el control de la batería. Es muy útil para gestionar por ejemplo la carga rápida. Aquí lo que hacemos es llevar cada celda hasta el 80-90% de su capacidad dejando el resto libre. En una batería lo que más tiempo lleva es el llenado por completo de la celda y la carga rápida hace uso de este tema.

Motor eléctrico vs combustión

Gracias a Nikola Tesla en 1893, hoy disponemos de los motores de corriente alterna, una sencilla forma de convertir energía eléctrica en mecánica. Gracias a la energía mecánica podemos mover las ruedas de un coche pasando previamente por el eje de transmisión.

Un motor eléctrico no es más que recinto donde se tiene un estator (parte fija) y un rotor (parte móvil). En función del tipo de motor tendremos unos imanes que al pasar un corriente eléctrica crean unos campos electromagnéticos que mueven el rotor. Lo bueno de esto es que invirtiendo en ciclo el motor puede actuar como generador y pasar energía mecánica en eléctrica. Esto se usa para almacenar energía en la batería aprovechando las frenadas y bajadas.

La mayoría de los coches eléctricos funcionan con un motor de corriente alterna trifásica. Desde la batería, donde sabemos que tenemos energía continua, necesitamos un inversor para pasarla a alterna. En función de la energía que pasa por el motor tenemos más o menos revoluciones (RPM) y por tanto potencia. Por curiosidad comentar que podemos llegar a 15.000 ó 20.000 RPM. La máxima potencia en un eléctrico se obtiene desde el momento inicial ya que tenemos el par máximo.

Un motor de combustión (los de toda la vida) en vez de electricidad funciona mediante la combustión de un combustible (gasolina, gasóleo, gas…) en un motor de explosión-compresión en unos pistones. El principal problema es que como subproducto de la reacción se generan unos gases que en función del combustible son más o menos contaminantes.

Un motor eléctrico es mucho más pequeño que uno de combustión y con muchas menos piezas. Además tenemos mucha menos fricción de piezas y por tanto menos mantenimiento. La curva de potencia en un motor eléctrico es lineal y tenemos toda la potencia disponible al inicio, sin embargo, en combustión tenemos poca potencia a bajas revoluciones. Esto provoca que en un eléctrico no necesitemos caja de cambios.


Jul

20

2018
Nuevo Panorama Energético Español

Energy Transition in Spain. We explain it to you

“The most difficult thing is to leave from a model where there is a series of investments and positions created, towards another much more plural, diverse and positive energy model”

“It’s time for sustainable development” words of Teresa Rivera, Minister of Energy and Environment.

For any citizen is becoming common to hear talk about “decarbonisation of energy”. Mainly we need energy for the buildings and for the transport leaving aside other uses such as the industrial one. We are going to focus on analyzing what is happening in these two sectors with the energy transition that we are already experiencing.

To understand the concept of decarbonisation we have to comprehend which the energy we need is obtained from fossil fuels (coal and gas in combined cycles), nuclear or renewable energy plants. According to the recent report by Spanish Red Electrica (REE) electricity demand in 2017 was supplied as follows:

The new Government, with Minister Teresa Ribero at the head, has already indicated its intention to finish in less than 10 years (2028) with the coal and nuclear power plants. We quickly realize that we will need 38.1% of the 252 TWh of current annual demand. We can already get an idea of the potential that renewables have in this transition.

On the other hand we have the issue of CO2 emissions. We all know which the nuclear ones do not have emissions and they contribute to reduce the global compute. This year we have increased our emissions by 5% and is expected to continue being done in the coming years. Therefore it is very important which everything is done very well analyzed as it is also expected that the ton of CO2 will pass in a few years to cost € 30 to € 100. Yes, you listened well, we paid for the emissions. We even pay for nuclear waste, in this case € 75,000 / year to France.

According to the International Labour Organization, throughout this transition process will be created four posts jobs for every one destroyed. The sectors with more opportunities: renewable in buildings, sustainable mobility with electricity and gas, energy management active and intelligent of smartcity. Among them are synergies as the exchange of energy between cars, urban equipment and buildings, all aimed to build cities of the future in which the citizen owns his energy, produce and consume.


Jul

13

2018
Nuevo código de la Edificación, 2018

El nuevo CTE 2018, hacia el consumo “poco” nulo

Como sabéis hace unos días el Ministerio sacó a audiencia pública el nuevo texto del Código Técnico de la Edificación más conocido como CTE. Ya se han manifestado diferentes voces y ahora es el turno que demos nuestra opinión desde Letter Ingenieros.

CTE 2018

Hace un año hacíamos nuestro propio análisis, puedes verlo aquí (http://letteringenieros.es/los-5-anos-revisar-cte-se-acaban/). Básicamente se mantiene gran parte del análisis en este borrador. Lo primero que llama la atención es el nombre que le han dado a la HE1, cambian la palabra “limitación” por “control”. Esto ya adelanta que ahora lo que se limita es el consumo, un error desde mi punto de vista y que dista mucho de lo que quiere Europa: primero limitamos demanda al máximo (15 kWh/m2 como dice Passivhaus sea demasiado… vale), y después esa poca energía la combatimos con renovables. Para nada este CTE va en esa línea, lo dicho un gran error y una gran oportunidad perdida.

Se introducen en la HE1 dos conceptos nuevos. El control solar es un avance, pero poner ahora un coeficiente global de pérdidas Kg me recuerda a la normativa del año 1979. Me parece que no se puede asegurar la limitación de la demanda porque no considera ni la orientación ni el % de huecos ni la estanquidad del edificio … esto más que un avance me parece ir para atrás.

Analicemos otros aspectos importantes. En cuanto a quien aplica, se ha mejorado el tema de rehabilitaciones para que no se sigan haciendo tantas trampas, pero el cambio de uso debería asimilarse a edificación nueva. El tema de renovables ahora se abre a otras tecnologías en la HE4 y HE5 sin citar que tiene que ser con energía solar.

Hay un tema que no termino de entender: En las condiciones de uso de un edificio  sabemos que necesitamos menos calefacción cuando tenemos mayor carga interna.  Sin embargo el nuevo CTE nos permite consumir más a medida que estas cargas pasan de bajas/medias/altas. La verdad que esto de las cargas puede dar lugar a mucho trampeo y deberían dejarlo mejor definido. Lo mismo ocurre con los valore límite de U, me da la sensación que en algunas zonas climáticas son menos restrictivos que en la anterior versión de 2013.

Un tema clave en el estándar alemán Passivhaus es la hermeticidad del edificio. Hemos dicho muchas veces que es necesario en el CTE se exija el ensayo de forma obligatoria y que este valor no se deje en el aire. Al menos que se le de más importancia. Desde la Plataforma Española de Passivhaus valoran la modificación como un importante avance, pero echan en falta una limitación temporal en el cumplimiento de los objetivos y unas pautas a seguir.

No quiero concluir tan negativo ya que hay aspectos positivos que ya iremos desgranando, pero hoy me he querido centrar en cosas que no comparto y que esperemos que con las alegaciones se mejoren.

Y vosotros,  ¿que opináis? En Letter Ingenieros queremos conocer tú opinión. 


Apr

09

2018
Certificados CMVP, CEM y Passivhaus. Mi experiencia

Certificados CMVP, CEM y Passivhaus. Mi experiencia

En este post, desde el punto de vista de opinión, vamos a repasar tres de los más importantes certificados internacionales que ha día de hoy tenemos a nuestra disposición los que queremos especializarnos en eficiencia energética

CMVP es el certificado del mundo EVO, que es la organización que desarrolla un procedimiento para la medida y verificación de ahorros energéticos.

CEM son las iniciales inglesas de Certificado Gestor Energético. Tanto CMVP como CEM pertenecen a la AAE (Asociación de Ingenieros Energéticos) que tiene sede en EEUU.

En mi caso obtuve el CMVP en 2011, mientras que, actualmente, me encuentro en proceso para obtener el CEM, puesto que me examino el próximo 2 de junio en Barcelona. Por tanto hay cosas que hasta que no las termine no las puedo valorar, pero por ahora ya tengo una idea clara de por dónde se mueve…

Por último, el certificado Designer Passivhaus (titulo que obtuve en 2017) tiene un enfoque totalmente orientado al diseño y evaluación de edificios de consumo casi nulo. Passivhaus es una organización que surgió hace unos 30 años en Alemania y que ya se ha extendido a todo el mundo.

Hablemos de ¿cómo conseguir los certificados? En los tres casos tienes que pasar por un curso de formación y además pagar derechos de examen. En mi caso EVO fue más caro porque eran los inicios, pero hoy en día todos los cursos rondan los 1.800€ más unos 200€ de tasas de examen. Otro tema común a todos ellos es que hay una puntuación mínima bastante alta para aprobar (7 sobre 10) y además en los tres casos puedes tener los libros durante las 4 horas que dura el examen.

Ahora vamos a centrarnos en los contenidos y su utilidad en el trabajo. La duración del curso en Passivhaus es de unas 90 horas, mientras que en los dos restantes se reduce a la mitad más o menos. Desde mi punto de vista los dos primeros tienen un enfoque más orientado a ofrecer servicios exclusivos que sin el titulo no puedes hacer, mientras que Passivhaus te ofrece los fundamentos teóricos en los que se basa la energética edificatoria. Ten en cuenta que este último está desarrollado por físicos mientras que la AAE dispone de ingenieros, así que cada uno tiene su enfoque: fundamentos técnicos VS fundamentos prácticos.

En los últimos tiempos, las administraciones públicas están solicitando este tipo de certificados para poder optar a concursos públicos. Debido a ello las matriculaciones en estos cursos está aumentando en gran medida. No olvidemos que en torno a los certificados gira un gran negocio y que no acaba ahí la cos, pues en los tres casos tenemos que re-certifcarnos cada tres años.

Hoy en día la especialización es algo vital para que una empresa sobreviva. En Letter Ingenieros estamos comprometidos por conocer bien el mercado y por la formación de calidad, así que consideramos que certificarse en muy útil para diferenciarse de la competencia. 

Para terminar te contaré lo que yo haría si tuviera que elegir uno de ellos para comenzar mi especialización en energía. Si te dedicas a la eficiencia pero fuera del ámbito de los edificios huye del Passivhaus pues no tiene sentido. Estoy hablando de aquellos que trabajan en alumbrado público o industria. En este caso yo optaría por el CEM y hacer EVO como complemento o si vas a implantar medidas de ahorro. En el resto de casos, creo que elegir Passivhaus te va a dar un extra de conocimientos teóricos que ningún otro te puede ofrecer. Además de cara a la nueva normativa que ya llega, pienso que es el certificado con más recorrido que tendremos en España. Espero que te haya gustado, si tienes cualquier duda podemos hablarlo en los comentarios, en privado o en las redes sociales de Letter


Oct

20

2017
Las puntuaciones técnicas en las licitaciones públicas

Las puntuaciones técnicas en las licitaciones públicas

En esta entrada vamos a hablar un poco de las puntuaciones técnicas de las licitaciones públicas. Como sabéis,  en Letter Ingenieros participamos en concursos públicos siempre que es de interés hacerlo.

El principal problema al que se enfrentan las PYMES que quieren acceder a una licitación es el de las solvencias. Si el concurso es pequeño la solvencia económica no suele ser problema, y tampoco debería serlo la solvencia técnica. Una vez  podemos presentarnos, hay que dedicar un tiempo importante a preparar la oferta. Hoy en día, se agradece que mucho “papeleo” se sustituya con declaraciones responsables.

Los que no conocéis mucho este mundo se preguntarán cómo evalúan las administraciones públicas cada oferta. Pues bien, cada una es libre de puntuar como quiera, pero siempre tienen que quedar claras las reglas del juego en la licitación. Existen a groso modo 3 tipos de puntos: la bajada económica (por cuánto menos hacemos el trabajo), la oferta técnica (qué y cómo lo vamos a hacer) y las mejoras (a parte de lo mínimo que otras cosas vamos a hacer que mejoren la oferta).

Normalmente en años pasados, la oferta económica y técnica se repartían un 50-50. Las mejoras no suelen valer más de 10-20% del total así que las dejamos de lado. Con la crisis económica fue ganando terreno la parte económica hasta llegar a valer el 100% de los puntos. Desde hace poco ha empezado a cambiar de nuevo la tendencia sin llegar al valor inicial.

Administraciones Públicas, por favor, que la oferta técnica se tenga más en cuenta.

Si acabamos ganando un concurso y pongamos como ejemplo el último que se ha adjudicado Letter en la Diputación de Badajoz, vemos que a poco que se valore la parte técnica (en este caso son 40 puntos), no es necesario hacer grandes bajadas para ganar un concurso. Vemos una captura de una información pública a la cual se puede acceder desde este enlace:

Entendemos que muchas empresas necesiten hacer grandes bajadas a costa de perder margen comercial, para por ejemplo, entrar a un mercado o sector, pero no es de recibo que a los concursos ya se vaya con bajadas enormes sin hacer números. Todo esto se podría arreglar muy fácil: valoramos la económica, pero no de forma proporcional, sino con una ecuación que no penalice tanto a los que menos bajen o poniendo una puntuación mínima técnica para que sigan en concurso.

Analicemos la primera opción. En la siguiente imagen vemos una gráfica de una licitación real en la que obtienen 100 puntos aquellos que bajan un 100%, sería un caso extremo. Con un 10% de bajada tienes 80 puntos…

Esta gráfica se obtiene de la siguiente ecuación:

Creemos firmemente que las administraciones tienen en su mano que las empresas puedan hacer un trabajo de calidad. Pensemos que al final es lo más importante para ellas y para los que representan. Podríamos poner cientos de ejemplos de malas prácticas, pero preferimos quedarnos con la idea de que ya muchos han considerado esto y ponen la calidad técnica en un primer plano. ¿Cuál es tu experiencia? ¿Desconocías el tema y te resulta de interés? Cuéntanoslo…


Jun

16

2017
Calor en las aulas

Calor en las aulas

El tema está que arde… y nunca mejor dicho en estos momentos de ola de calor que estamos sufriendo en España.

Todos hemos visto como un colegio de Madrid ha dado la voz de alarma con una treintena de niños afectados por un golpe de calor. Muchos no somos conscientes de las cargas internas que tiene un colegio, en el que hay de 20 a 30 personas expulsando cientos de kWh en forma de calor sensible (temperatura) y latente (humedad). Y eso por no hablar de la calidad del aire, donde hemos llegado a medir hasta 4.000 ppm de CO2 (por encima de 1.000 ppm se considera un aire contaminado y poco salubre).

En Letter Ingenieros estamos perplejos de que sea ahora en verano cuando se dan voces de alarma. Nadie dice nada cuando se tiran a la calle litros y litros de gasóleo, usados en la calefacción de colegios, y que suelen combinarse con ventanas abiertas para realizar una ventilación continúa que por otra parte está totalmente justificada.

Os recodamos que en la empresa hemos realizado cientos de auditorías energéticas en colegios y hemos visto este problema de cerca…

El problema está ahí, nuestros niños no tienen unas condiciones de confort. La solución también es clara: hay que rehabilitar colegios con criterios de eficiencia energética. Creemos que no hay otra forma mejor que incorporar los criterios Passivhaus: aumentar su aislamiento por el exterior para evitar puentes térmicos, mejorar las pobres ventanas que nos encontramos, hacer hermética toda la envolvente y la medida estrella, incorporar un sistema de ventilación con recuperador de calor.
Con esta solución no necesitaremos equipos de aire acondicionado y tendremos una calidad de aire buena. ¿Cuánto cuesta esto? Seguro que se preguntarán muchos. ¿Cuánto cuesta la energía anual de un colegio? Por nuestra experiencia, podemos afirmar que con el coste de 3-4 años de este coste se pagarían las mejoras arriba mencionadas. Muchos estaremos de acuerdo en que no es algo excesivo, y que si esto contribuye a mejorar el confort de las aulas, habrá merecido al pena.

Foto: Ampas de Sevilla

Desde Letter Ingenieros ya estamos en contacto con responsables de colegios para explicarles nuestra solución. A partir del año que viene serán obligatorias estas medidas, pero creemos firmemente que no podemos dejar más tiempo que esta situación llegue a los niveles que están llegando. Esperamos tus comentarios...

 


Nov

20

2016
El visionario CEO de Tesla

El visionario CEO de Tesla

Para quien no lo conozcáis, Elon Musk, es actualmente una de las personas más influyentes a nivel mundial en temas tecnológicos. Me atrevería a decir que estamos hablando del próximo Steve Job tras la muerte del brillante CEO de Apple.

Si te suenan las empresas PayPal, Tesla Motor, SolarCity o SpaceX, sabías más de lo que crees de este peculiar hombre.

En Letter Ingenieros nos congratulamos de hablar de este magnífico hombre y todo lo que está haciendo por nuestro planeta. No lo decimos nosotros, de hecho, tiene varios premios de grandes instituciones que así lo dicen. En esta entrada queremos remarcar los grandes proyectos en los que participan sus empresas y que están muy relacionados con nuestro sector: el coche eléctrico (¡Qué bonito es el Tesla S30!) o las baterías murales (Powerwall) de almacenamiento energético de Tesla; las tejas fotovoltaicas que imitan una teja convencional, el proyecto de alquiler de sistemas solares SolarCity…

Elon Musk es un físico de 45 años nacido en Sudáfrica que emigró a EEUU para comenzar su sueño de cambiar el mundo en 3 grandes áreas que el consideraba de futuro: internet, energías renovables y el espacio. Las dos primeras quizás te las puedas imaginar y estar bastante de acuerdo con él. Pero, ¿Qué tal si os digo que este hombre pretende que se hagan viajes a Marte en un par de años?. Parecía algo imposible en esa época para una empresa sin fondos públicos e incluso la NASA se lo tomó un poco a broma, hasta que al tercer intento consiguió su objetivo. Actualmente tiene un macro contrato millonario con la agencia espacial americana, ¡Ahí es nada!…

El CEO de Tesla Motors y “algunas” empresas más, empezó como todo buen americano en el garaje de casa. Su primera empresa, Zip2, se dedicaba al hosting web de agencias de comunicación. Tuvo como cliente alojado en sus servidores a The New York Times. Antes del nuevo milenio consiguió vender esta empresa por unos 300 millones de dólares con los que compró el 14% de PayPal. En 3 años Ebay compró PayPal y aumentó su fortuna.

Como hemos visto, Elon Musk es un hombre que está escribiendo su propia leyenda. Es un ejemplo a seguir en cuanto a esfuerzo, perseverancia y filosofía de vida. Sino lo conocías o solo habías escuchado algo de él, te animo a seguir sus pasos, porque sinceramente, creo que va a cambiar muchas cosas en este mundo. Espero que te haya resultado interesante esta entrada y que te inspire al trabajo duro en esta nueva semana que nos llega.